San Marcos la Laguna

SAN MARCOS LA LAGUNA

HISTORIA DEL MUNICIPIO

El nombre del municipio de San Marcos la Laguna proviene del Santo Patrono San Marcos Evangelista. Los Anales de los Kaqchikeles o memorias de Tecpán Atitlán, mencionan que en época antes de la llegada de los españoles en 1524, y que ahora es lógico no poder precisar, los guerreros Kaqchikeles comenzaron a cruzar el Lago de Atitlán, cuyas aguas estaban muy agitadas, así como que a uno de los lugares que se dirigieron fue Payán Chocol, que se supone haya sido el nombre aborigen.

Más adelante aparece que el sábado 5 de octubre de 1583, llegó el Juez Juan de Rosales con el escribano Juan de Morales a inspeccionar la montaña y el río en Payán Chocol, cuya etimología al decir de Recinos significa “Festín en el agua”. Corrobora el nombre indígena lo anotado el 26 de abril de 1584 que trata de la fundación o reducción del poblado de parte de los españoles: “El 26 de abril fueron a decir la misa de San Marcos en Payán Chocol; hizo la procesión el Padre Fray Juan de Mendoza, al que asistieron todos los señores” quedando al margen del manuscrito la leyenda que dice “Fundación de San Marcos.

De acuerdo con la tradición, la cabecera de San Marcos La Laguna ha sido trasladada cinco veces. El cambio más reciente es cuando se ubicó en el barrio oriental y en el barrio occidental, después de la inundación de 1881, que destruyó el pueblo.

Se supone que los primeros colonos llegaron procedentes de San Lucas Tolimán, donde habían estado viviendo, hasta que una plaga de murciélagos los hizo emigrar. Los migrantes llegaron con semillas de jocotes.

Los antepasados del municipio de San Marcos La Laguna han tenido una larga historia migratoria.  Son originarios de un lugar llamado Pakip, un área localizada al sur de San Lucas Tolimán y Santiago Atitlán en las tierras bajas (Boca Costa) cercano a la población de San Jerónimo Patulul.  Tuvieron que abandonar dicho lugar a causa de los animales salvajes (tigres, leones) que abundaban en el lugar, quienes eran una amenaza en sus cultivos y de sus propias vidas.  Agrega la leyenda que vagaron durante casi trescientos años buscando un lugar donde asentarse, lo intentaron en las riveras de Lago Atitlán, en tierras que actualmente pertenecen a la aldea Cerro de Oro del municipio de Santiago Atitlán.  Pero al ser rechazados, los habitantes de esta comunidad buscaron refugio en la orilla occidental de Lago, donde el alcalde de Patzununá los contrató para sembrar milpa.

A los descendientes de los emigrantes de Pak’ip de habla kaqchikel se agregaron otros jornaleros llegados de Sololá, con quienes por tener el mismo lenguaje, formaron un nuevo pueblo, en un lugar no muy adecuado para ellos, en el barranco Payán Chicol, sitio conocido actualmente como Jaibalito, que pertenecía a la jurisdicción de Atitlán y era parte de la encomienda de Sancho de Barahona, compañero de conquista (arrebatamiento) de Pedro de Alvarado.

Según el memorial de Sololá, el pueblo de San Marcos fue fundado el 26 de abril de 1584, cuando el misionero Fray Juan Mendoza celebró la primera misa, siendo conocido inicialmente como San Marcos Pak’ip.  En 1707 en un libro de matrimonios ya se le denominaba como San Marcos La Laguna.

En 1623 aparece como San Marcos entre los pueblos que integraban la encomienda recibida por Pedro Nuñez de Barahona, nieto del conquistado Sancho de Barahona.  El cronista Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán lo mencionó en su obra “Recordación de Florida”, como el pueblo más pequeño del curato de Sololá.  En la Descripción Geográfica Moral de la Diócesis de Goathemala del arzobispo Pedro Cortéz y la Larraz de 1770 se menciona a San Marcos como un pueblo anexo de la Parroquia de San Pedro La Laguna, con una población de 156 habitantes.

La ubicación original de San Marcos La Laguna se encuentra en una barranca que desemboca en el Lago de Atitlán  y que en la época de lluvia se convierte en cauce en grandes corrientes de agua.  Esto provocó que en numerosas ocasiones el poblado fuera destruido por las fuerzas de las aguas.  Las primeras de esas correntadas se registran en los libros parroquiales de 1688.  Después de 1702 el Alcalde Mayor de Sololá trató de convencer a los marqueños para que se trasladaran a un lugar más seguro, pero no lograron un lugar adecuado.  Luego del segundo desastre, el Alcalde Mayor de Sololá, Juan de Barreneche obtuvo el permiso de la Real Audiencia para trasladar el pueblo a otro lugar que los pobladores escogieron, llamado Uacujil, al cual se trasladaron en enero de 1725.  Un año después se procedió al deslinde de tierras con Santa Cruz La Laguna.

Fue hasta 1807 que San Marcos contó con una iglesia católica de buena construcción, la que fue destruida pocos años después en 1827.  El párroco de San Pedro La Laguna logró levantar en poco tiempo una nueva iglesia de estilo colonial y adornada con retablos, escultura y cuadros que fue destruida por el terremoto del 2 de abril de 1902. A finales de octubre de 1849 otra gran correntada afectó nuevamente al pueblo.  El único edificio que sobrevivió fue la iglesia, que había sido construida pocos años antes.  Ante este nuevo desastre, se acordó trasladar el pueblo al sitio conocido ahora como Llano de Chinimayá, huyendo definitivamente de las correntadas.  Es así como el pueblo se asentó en las lomas de Chirijuyú y Xenima Abaj donde actualmente permanecen.

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

El municipio de San Marcos La Laguna está  en el departamento de Sololá, en el occidente de la República de Guatemala, a 172 kilómetros de la Ciudad Capital y 48 kilómetros de la Cabecera Departamental. La cabecera municipal está asentada en la parte baja a una  altitud  de 1,640 msnm (Metros Sobre el Nivel del Mar) y su punto más alto está a 2,960 msnm, que es el Cerro San Marcos

LA FERIA

La fiesta titular del Municipio se celebra del 20 al 27 de abril, en homenaje al patrono del pueblo, San Marcos Evangelista.  Durante el desarrollo del festejo se presentan actividades culturales, sociales y deportivas, los bailes folklóricos de La Conquista, El Venado y Los Toritos, eventos deportivos: campeonatos de básquetbol  y fútbol.  Otra de las celebraciones que se realiza con gran énfasis es el día de las madres.

POBLACIÓN

De acuerdo a los datos estadísticos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) que reportó en el año 2,002, tiene una población de 2,238 habitantes en San Marcos La Laguna. Sin embargo, la Oficina Municipal de Planificación-OMP- tiene una base de datos que reporta una población de 2,585 habitantes 1,206 hombres, 1,379 mujeres del municipio de San Marcos La Laguna en el año de 2007. (Plan de Desarrollo Municipal Con Enfoque Territorial 2008-2018).

En relación a la composición étnica, se puede indicar que el 99.5% de los vecinos de San Marcos La Laguna son indígenas, pertenecientes a los tres grupos mayas con presencia en el departamento de Sololá. Los habitantes del municipio son del idioma Kaqchiquel. En un mínimo porcentaje habitan personas de diferentes nacionalidades que en los últimos diez años se han quedado a vivir en San Marcos por su belleza, área de mucha vegetación y el encanto del Lago de Atitlán. (Plan de Desarrollo Municipal Con Enfoque Territorial 2008-2018).

Distribución de población por edades

EDADES SEXO TOTAL
MASCULINO FEMENINO
0 a 14 años 603 652 1,225
15 a 64 años 450 553 1,003
65 años y más 153 174 327
Total 1,206 1,379 2,585

Fuente: Elaborado por autores con base a datos establecidos en el Plan de Desarrollo Municipal Con Enfoque Territorial 2008-2018

 

CLIMA

El Municipio se localiza a 1,640 msnm (metros sobre el nivel del mar) y el punto más alto está a 2,960 msnm que es  el Cerro San Marcos.  La temperatura oscila entre 12 y 18 grados centígrados, por la diferencia de altura.  La época fría inicia a mediados del mes de noviembre y finaliza en febrero, luego la temperatura cálida en los meses de marzo a octubre aunque el clima promedio es frío, pero esto se rige según los metros sobre el nivel del mar donde se sitúa. La precipitación pluvial promedio por año oscila entre los 1,000 a 2,000 mililitros

HIDROLOGÍA

La situación de la hidrografía en San Marcos La Laguna, presenta como en la mayoría de municipios que se sitúan en la  cuenca del Lago de Atitlán, la característica de encontrarse en zona de recarga hídrica, lo cual hace  que el Municipio cuente con diferentes nacimientos de agua. Los nacimientos se denominan: Xe Ajtzay, Xe Juyu, Xe Sajlaq, Pacuwe y Pajocó, estos nacimientos se convierten en afluentes del río que atraviesa el valle, que en la época de lluvia se vuelve caudaloso y en el verano se seca por completo, en años anteriores causó daños a la población, los desbordamientos provocan inundaciones en casas, infraestructura pública y terrenos de cultivos, tal como sucedió en octubre del 2005 con la tormenta tropical Stan.

Este río recibe el nombre de Xepapá (la cañada), y desemboca en el Lago de Atitlán, considerado  como una reserva importante de agua para San Marcos y los municipios que están en la ribera del mismo. Sin embargo la riqueza hidrológica se encuentra amenazada por la falta de políticas de conservación y la creciente deforestación por la ampliación de la frontera agrícola.

FLORA Y FAUNA

La fauna existente en el Municipio está compuesta por pájaros que habitan desde la región más alta hasta las márgenes del Lago. Además se encuentran: Ardillas (Sciurus sp), Comadreja (Mustela ibérica), Liebres (Lepus campestres), Palomas (Columbisa Libia), Taltuzas (Geomyr hispidus), Serpientes (Ansistroden sp), Lechuza (Titoperlata guatemalae), Tecolote (Búho virginales) y Chocoyos (Arábiga holvechnoroa).

La flora la constituye, principalmente, las especies latífoliadas y coníferas. En el cerro San Marcos, que se encuentra en la  parte alta del Municipio, predominan las coníferas como el pino (Seudos trovo), el ciprés (Cupressus lusitánica), y el pino triste (Pinus montezumae). Hacia la parte media predominan los encinos y  robles en asociación con el llamos. En la mayoría de especies leñosas se encuentran con frecuencia epifitos (Gallitos) de los géneros Tillandsia y Broméela.  En la parte baja, donde se encuentra la Cabecera Municipal, se pueden apreciar plantas medicinales como zarzaparrilla, llantén y cola de caballo. También es común encontrar zacate colorado, lengua de vaca, flor amarilla, ruda, verbena, apazote y hierba buena, entre otros.

Todo el territorio de San Marcos La Laguna es área protegida por formar parte de la cuenca del Lago de Atitlán, pues se considera zona de recarga hídrica,  en cuyo territorio se encuentran nacimientos de agua.  Además dentro de  esta área están los cerros: Tzancujil, Kimibal, Chuí-Lemá, Chuí-Juyú, Xe-Sajlac, San Marcos, Xé-Papá, Xé-Nima Abaj que constituyen parte del entorno natural y cultural.

 

LINKS

Facebook: https://www.facebook.com/Municipalidad-de-San-Marcos-La-Laguna-1505108636462627/